Dicen que la primera vez no siempre tiene el sabor deseado... esta primera vez no quise hacerme ilusiones de nada y me pareció bien... vencí muchos temores, venci mis miedos y ahora estoy enredada ente el cielo y el infierno... nuevamente elegí estar así... pero comprendo que esto fue mi elección y esta vez mucho mas conscientemente que antes por cuanto no siento culpa, quizas eso sea bueno, quizas malo... solo quiero vivir el momento, ese momento magico en brazos de esa persona, sé perfectamente que no es para mi, pero prefiero no pensar en ello y solo imaginar que de esos pequeños instantes en que podamos estar juntos se llenará mi alma de una energia nueva y dejará de lado la oscuridad en la que se habia mantenido... me he mentalizado para no ilusionarme, para no engancharme con este personaje, este angel que cayó del cielo con su mirada timida pero penetrante a la vez, con su voz graciosa y su sonrisa angelical... esto suena cursi y me suena a enamoramiento... son esas cosquillitas que me provoca el verlo o saber que lo voy a ver... no sé si pueda decir que me ha hecho renacer... pero me está devolviendo la vida de a poco...

Annie

1 comentario:

Pablo dijo...

pues solo por devolverte la vida hay que estar agradecida sin preguntar nada y sin mirar a otro sitio.
enhorabuena, valio la pena